Pueblo Honesto

Dic 26

 

Nos agrada mucho el leer noticias positivas con relación al tema de la corrupción, hemos visto en los medios como se informa sobre la detención de funcionarios públicos y gavilanes, sin embargo siempre que escuchamos sobre este tema surge la duda: Que pasa con la penalidad del corruptor?

 

Es extraño, por un lado vemos positivo que se detengan a los que reciben dádivas, pero no comprendemos como se “arma” un caso sin que se acuse también a los que promueven la corrupción. No se trata de no ser claros, por supuesto que está bien que se busque justicia en contra de quienes participan en dichos actos, pero sin jugar de muy críticos, creemos que se debe sancionar a ambas partes, tanto al que recibe el dinero como al CIUDADANO que lo da; hay un delito y si las autoridades no lo denuncian cometen ellos otro y se llama incumplimiento de deberes.

 

En esto, nuestro sistema  ha tenido una moral torcida o poco clara, en esto nos preguntamos el por qué solo juzgan al funcionario público? y no todo el proceso, incluyendo al Ciudadano que ofrece el dinero. Si bien es cierto hay funcionarios que ponen la “trampa” para hacer la presión, existen ciudadanos sinvergüenzas que juegan de vivos y su decir es que “la plata lo mueve todo” y bajo esta premisa ofrecen plata para brincarse los procesos ya establecidos. Creemos en el sistema judicial, pero no se debe juzgar solo a una parte, se debe hacer completo, tan mal hace el que recibe la dádiva como aquel que la da.

 

Que ganamos con sacar de circulación a una sola manzana si también las podridas están afuera y no solo los empleados de gobierno, entonces seguimos con el mismo mal la impunidad. Nuestras autoridades con buena intención pero con mala puntería dejan por fuera al que da la “plata” o el soborno y lo miran como el “facilitador” para su trabajo, pero que ganamos como sociedad?, el empleado del estado lo mueven y al CORRUPTOR que le hacen?  Lo premian, creemos que todos los actos de corrupción debemos de atacarlos y para todas las direcciones, se debe educar al ciudadano también, y enseñarles que ofrecer dinero es un delito y que si lo comete debe de ir a la cárcel en conjunto con el funcionario del estado que se prestó. Esto último con  la idea de acabar con todos los sistemas de corrupción y sus actores, ya sea ciudadano o empleado del Estado.

 

Esperamos que para este nuevo año veamos más acciones conjuntas y que se acabe el mal desde la raíz, por que el frío no está en las cobijas!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *